Menu
RSS

MarinaARTURO ARIAS-POLO - El Nuevo Herald

Marina, una mujer sencilla que vive en un retirado paraje marítimo, acaba de perder a su esposo. Está sola en su casa frente al cadáver y no sabe qué hacer.

Entre risas y lágrimas recuerda los buenos y los malos momentos vividos junto a él; y hasta se toma la libertad de reñir con “el viejo” olvidando que se marchó al otro mundo.

El argumento corresponde a Marina, monólogo inspirado en el cuento homónimo del escritor y político venezolano Rómulo Gallegos (1884-1969), que sube a la escena del Paseo de las Artes de Doral como parte del ciclo Gallegos en breve.

Carlos Roa, autor y director de la temporada, escogió a la actriz Adela Romero para interpretar al personaje.

“Con encanto y mucho ingenio Marina recorre sus vivencias, cuenta anécdotas insólitas e incluso se deja ganar por la superstición, generando incidentes tragicómicos”, expresó Roa, quien, tras el éxito de La hora menguada y Estrellas sobre el barranco, no vaciló en echar mano a “uno de los relatos menos conocidos de Gallegos” para incorporarlos al ciclo.

“Cuando leí el cuento me impresionó su teatralidad y la manera en que explora en el universo femenino”, recordó el director. “Esa imagen de la mujer que pasa una noche entera junto al cadáver de su marido ‘se sale’ del texto puramente literario”.

Roa señaló que el conflicto del personaje sigue tan vigente como cuando se escribió el cuento a principios del siglo pasado, “ya que muchas mujeres en Latinoamérica todavía no pueden tener acceso a la educación y tienen que depender del esposo”.

En cuanto a la relación con La hora… y Estrellas…, dijo que en los tres aflora la capacidad descriptiva del escritor al retratar los ambientes.

La puesta en escena, “con luces que delimitan el espacio y el sonido del mar como única banda sonora”, tiene su centro en el trabajo de Adela Romero, “una actriz capaz de transportar al público de la risa al llanto en pocos minutos”.

“Un monólogo no lo puede hacer cualquiera. Y en este caso, necesitaba una intérprete con el temperamento y la experiencia de Adela, que es capaz de mantener el tono tragicómico del espectáculo sin salirse de los límites”, afirmó Roa.

Por su parte, la actriz y directora venezolana, con más veinte montajes bajo su mando, doce protagónicos y participaciones en telenovelas, confesó que el mayor reto al interpretar a Marina es emprender “un viaje emocional desde la sencillez para transmitir el dolor que siente ante la partida de su ser amado”.

Cuando no está en escena, Romero está al frente de los talleres Reconociéndome Actor, La voz como instrumento que potencia la acción global en el actor y comunicador y Taller de montaje profesional de teatro.

“Lo que más me gusta de esta mujer es su inocencia, su sentido del humor y la manera cómo soluciona la situación que le ha tocado enfrentar desde su propio mundo, que es tan pequeño como el pueblito donde habita”, comentó la actriz, quien está redescubriendo el universo de Gallegos “porque no es lo mismo estudiarlo en la escuela que representarlo en un escenario”.


 LEER ARTÍCULO COMPLETO

logo-ENH

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos